TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO

Se entiende por Marca: todo signo perceptible por los sentidos y susceptible de representarse de manera que permita determinar el objeto claro y preciso de la protección. 

 

Pueden constituir una marca los siguientes signos: 

 

  1. Las denominaciones, letras, números, elementos figurativos y combinaciones de colores, así como los hologramas.

  2. Las formas tridimensionales.

  3. Los nombres comerciales y denominaciones o razones sociales, siempre que no queden comprendidos en el párrafo siguiente.

  4. El nombre propio de una persona física, siempre que no se confunda con una marca registrada o un nombre comercial publicado. 

  5. Los sonidos.

  6. Los olores.

  7. La pluralidad de elementos operativos o de imagen, incluidos, entre otros, el tamaño, diseño, color, disposición de la forma, etiqueta, empaque, decoración o cualquier otro que al combinarse, distingan productos o servicios en el mercado. 

  8. La combinación de los signos enunciados en los párrafos anteriores.

Este signo (marca) identifica y distingue productos o servicios de otros de su misma especie en el comercio, otorgando múltiples beneficios tales como:

  • Conferir a su titular el derecho de uso exclusivo sobre dicho signo distintivo aplicado a un producto o servicio;

  • Obtener una ventaja competitiva y única frente a los demás comerciantes, industriales o prestadores de servicios;

  • Incrementar el valor de los intangibles de la empresa al obtener un derecho exclusivo de explotación, y

  • Otorgar a su titular la posibilidad de licenciar o franquiciar los derechos exclusivos obtenidos mediante el registro, etc.